viernes, 13 de abril de 2007

En la pasada del Unimarc del 14 (historia de un trayecto corto)


A ver si entienden un poco. La noche era oscura y a ella no le gustaba la soledad nocturna del centro de La Florida, sobretodo por que era de esas tipicas chicas hogareñas que poco y nada conocian a sus vecinos y calles de su barrio. Se atraso en una reunión en la oficina, y eso hizo que perdiera el Metro a su casa. Tomó la micro, en ese tiempo eran amarillas. Entre jugosos de Plaza Italia y oficinistas con olor a copete por el "happy hour" ritual de cada jornada, la muchacha se fue observando aquel paisaje santiaguino perdido...ese que solo los gatos y las ratas nocturnas recorren, por cada espacio y esquina. Llego al 14, y se bajo frente al Unimarc (supermercado en decadencia, que surgio como un parque y termino como una masa de acero sin ninguna estetica). Su unica vía hacia su casa era por el paso bajo nivel que atravesaba por debajo del Unimarc. Ella sabía que ese camino era oscuro, pero no tenia mas opcion. Al comenzar a bajar, los tacos de sus zapatos eran el unico ruido audible, y el eco que provocaba al acercarse al bajo nivel le producia un escalofrio que hacía erizar los pelos incluso del alma. Sus pasos eran rapidos, como si quisiera atravesar ese espacio oscuro lo ms rapido posible. Sus ojos miraban en todas direcciones, buscando algun movimiento extraño. Sus manos sudaban tanto que se le resbalaban de su cartera. Ni un auto pasaba. Ni una luz se divisaba, solo las del otro lado del ancho y largo bajo nivel . A mitad de camino, vio una silueta al otro lado. Sus piernas temblaron un poco, y penso en lo peor. Siguio, a paso lento, y la silueta a su vez se acercaba cada vez mas a ella. Entregada a la muerte, la muchacha solo soltó una lagrima de miedo, el terror le inundaba y no podia contener mas esas energias poderosas que emanaban de su interior. La silueta se acerco, la chiquilla no pudo mas con su miedo y se desplomo, sus piernas ya no la podian sostener del nervio que tenia. La silueta se acerco lentamente, y ella en un gemido corto, profundo y silencioso, sello aquella noche de corto trayecto hacia su casa.

2 comentarios:

Cam dijo...

Que chiquilla más...

Saludos rubisimo !!

Anónimo dijo...

gacias por el discoooooo