jueves, 26 de abril de 2007

La putrefacción: El olor a ciudad


Como en el ninjitsu, tecnica marcial de los antiguos guerreros ninjas de Japón de comienzos del milenio, la mirda en la ciudad es un elemento del paisaje. Los ninjas, como guerreros urbanos y capacitados para estar en todo terreno, entrenaban en lugares poco comunes y de condiciones terribles. Rodeados de caca hacian sus ejercicios, tratando de no caer encima. En el Santiago de hoy en día pasa algo parecido. Somos ninja del siglo XXI. Corremos entre la mierda, esquivando mancharnos con la putrefaccion intestinal provocada por tanto as y sopaipilla con mostaza. Ciudadanos que despues de su pega se comen alguna fritanga en Las Rejas o llegando a sus casas en La Florida, convirtiendo nuestro estomago en un menjunje de gases y olores.

Y el viaje en el metro asi resulta predecible. Metro Rodrigo de Araya, camino a La Florida... se acerca el hedor....ventanillas abiertas...día caluroso. El Zanjón de la Aguada a nuestros pies...y ese olor a ciudad...a putrefacción..tuya, mia...de todos nosotros...entra por nuestra nariz impregnando nuestra alma de lo que verdaderamente somos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Caszely contaba que cada vez que pasa por el zanjón con su familia, abre la ventana y se llena los pulmones con ese olor...