miércoles, 2 de mayo de 2007

Ojos Mudos


Ojos mudos de no contemplar
salir la puerta y cerradura
andar hambriento y cabizbajo
bañar en lágrimas la herida.

Cornisas, ventanas, rejas
espacios diminutos por donde espiar
vidas ajenas, vidas todas
unas dentro de otras
bien o mal vividas.

Susurros, visiones
aires desconocidos
árboles, miradores
cobijándose en la sombra
descansando el paso
(apresurarlo luego
retroceder después)
doblar la esquina
subir la escalera
abrir la puerta
entrar, dar vueltas
sacarse la ropa
acostarse
dormir
toda la noche
más que la noche
no despertar.


Madame Sado...desde su cama de fakir.

1 comentario:

C dijo...

No cierres tus ojos princesa.