domingo, 7 de octubre de 2007

Tiempos pasados: una nostalgia de calle, cerveza y amistad.


Una noche de alcohol de día Viernes no solo me hizo recordar tiempos pasados, sino que me hizo volver a la calle. Y no en onda traviesa o maldadosa. La calle, y sobretodo las de esta zona, albergaron muchas noches de borracheras juveniles. Esta noche mi compañero es Bronce, ese ser mutante que apareció en mi vida el año 2002. El intenso ruido del "tsss" al abrir las Báltica, me trasladaba a tantos momentos gratos con mis panas. Y con Bronce recurrimos a un clásico de estas juntas: recordar. Carretes, mujeres, mutantes... mucha historia que no se repetirá. Bueno, para que dar la lata con tanto sentimentalismo, volvamos a la calle.


La calle me vio crecer. Si, y a pesar de que no me hizo un matón ni un gangster, me enseño algunas facetas bastante duras y otras que aun perduran en mi: la envidia de cuando estas arriba; el compañerismo entre tus amigos, que luego serán los de siempre; las mujeres y sus labios, los primeros en mi vida; la viveza, ese concepto que a muchas y muchos no gusta, pero que sin el no se puede vivir en esta selva; el primer cigarro, escondido de mi abuelo por que le cargan (hasta el día de hoy); las peleas con la gente de pasajes amigos que luego se convertían en enemigos. La lista en verdad parece ser interminable.


Sentarse en la banca de una plaza con unas cervezas y un buen compañero a conversar de la vida, así, simple, sin tantas preguntas ni cuestionamientos, me hizo volver en el tiempo... como si Jamaica, mi pasaje, las plazas y las aceras se fusionaran y se transformen en un solo recuerdo.




Saian Supa Crew - La preuve par trois

No hay comentarios.: