sábado, 3 de noviembre de 2007

Rayando murallas (3era parte Historia intima Hip-Hop en La Florida)


Esta historia es aproximadamente del año 1994. Instituto La Salle de La Florida. Mientras el calor que comenzaba a sentirse en aquellos días de Noviembre era solo pasable con guerras de agua entre los pendejos que corrían de un lado a otro, en los pasillos el sonido incomparable de Onyx y Public Enemy salia de una de las salas. El 7mo A, curso reconocido por su gran cantidad de alumnos que cultivaban el estilo de vida rapero, estaba en una de esas sesiones que solo se daban cuando un gran numero de raperos se ponía a bailar y a escuchar música. Por esos tiempos conseguirse un cassete con lo último de la escena era algo novedoso, así que ante cualquier novedad, se armaba una verdadera fiesta. Para entrar a la sala del séptimo había que ser rapero, y necesitabas la aprobación de alguno que la llevara en el arte del baile. Si no bailabas, no podías entrar. Llegaba gente de muchos cursos: 8vos, 7mos, 6tos y 5tos. Adentro, el clima era ensordecedor. Una radio, de estas con ecualizadores al estilo Radio Rahim, tiraba las frases rápidas de Panteras Negras, MC Hammer y otros mas. Algunos, se quedaban en la puerta haciendo una especie de guardia, impidiendo la vista a los curiosos. Otros, la mayoría, en un circulo de alegría, bailaban como poseídos por el efecto de esos ritmos repetitivos y la astuta letra de los rimadores. La idea era demostrar todo el potencial en el baile, y así ganar algo de status. Después de todo, aquí estaba naciendo el Rap en La Florida...en las aulas, las calles y fiestas.
Una vez terminado todo este ritual que duraba aproximadamente 30 minutos, la gente con sus amigos se dirigían a expandir aun mas las costumbres que estaban adquiriendo: cada cual, con una chapa identificatoria (que por lo demás, la mayoría de las chapas que se usaban en esos tiempos eran de corte gringo: Scoop, KCO, Roots, etc.) rayaban algunas paredes del colegio, baños, salas, etc. Era como consagrar finalmente lo que adentro de esa sala, la del 7mo A, se había concretado.

No hay comentarios.: