martes, 8 de enero de 2008

El abejorro que perdió su FLOR




Entre paso y paso mal dado, siempre se nos limpian los pecados


flor musa de mis sueños, nunca soñe con lo bello


e ingrato que seria oler de tu polen,


con suerte esta abeja se posó sobre tus petalos


y sin pensarlo dos veces lo lamento yo


que esa miel tan dulce me llevara a Dédalo


y en sus laberintos de indescriptible soledad


yo comienzo a caminar, sin parar, como si avanzar


no costara, sin el olor de tus colores de flor bella,


se hace dificil al abejorro encontrar camino al panal.



No hay comentarios.: